Saltar al contenido
Ventas Grandes

La Educación formal, informal, no formal.

2 de noviembre de 2015
Un montón de libros vistos cenitalmente

La Educación formal, informal, no formal son los tres  tipos o vías de formación  o preparación, por los cuales podemos obtener la cualificación requerida para el desempeño eficaz de un puesto de trabajo. “La referencia, en la definición de la Cualificación Profesional, al modo de adquisición de los conocimientos necesarios, nos indica que la forma de adquisición de los mismos es… cualquiera. Cualquiera puede ser la vía ―formal, informal o no formal―que una persona puede optar para la adquisición de los saberes necesarios para el eficaz desempeño de su labor.” (1)

La terminología utilizada en la Formación Profesional es muy precisa, amplia y muy técnica… como ocurre en cualquier otra disciplina científica. Y, si no se conoce, puede llevar al manejo erróneo de sus conceptos. Por ello, vamos a presentar con especial cuidado todos los conceptos básicos necesarios para su conocimiento, con el fin de evitar cualquier confusión. En esta ocasión, debe distinguirse con cuidado el uso que se hace de las expresiones Educación formal, informal, no formal porque a veces, en el uso cotidiano,  se confunden.

Veamos pues  sus diferencias.

Por formación o educación formal se entiende aquella que es impartida  por los organismos de enseñanza existentes en el sistema escolar de un país, a personas que la demandan y que, a su término, ésas consiguen una validación de la misma en forma de títulos, reconocimientos o certificaciones oficiales.

En la educación no formal en cambio, no se pretende alcanzar con ellos  ningún tipo de reconocimiento oficial, buscándose con ella, exclusivamente, el conocimiento que las organizaciones educativas de cualquier índole suministran. La diferencia radical entre estas dos primeras categorías es pues, la validación “oficial” de la primera.

Véase otra forma de describirla:

“Se entiende por educación formal aquella que se imparte en establecimientos educativos aprobados, en una secuencia regular de ciclos lectivos, con sujeción a pautas curriculares progresivas, y conducente a grados y títulos.”(2)

Pero entre la educación no formal y la informal, en la que tampoco se busca ningún tipo de validación oficial, la diferencia entre ellas estriba en que la primera es objeto de enseñanza discontinua –se logra cuando se busca- mientras que la informal es obtenida de una manera continua mediante la experiencia, laboral o de ocio. En esta última “los aprendizajes están determinados por situaciones cotidianas del contacto social, en su mayoría no son organizados o administrados por una estrategia educativa determinada, son experiencias que se dan en ámbitos más relajados que los escolarizados: la familia, el club deportivo, la asociación cultural a la que concurren las familias, el grupo de amistades con el que se vive la sociabilidad, los medios de comunicación, etc. La educación informal es un proceso de aprendizaje continuo y espontáneo que se realiza fuera del marco de la educación formal y la educación no formal, como hecho social no determinado, de manera no intencional.  (3)

Véase estas dos últimas definiciones:

«La educación no formal es la que se ofrece con el objeto de complementar, actualizar, suplir conocimientos y formar en aspectos académicos o laborales sin sujeción al sistema de niveles y grados establecidos en la Ley.» (2)

«Se considera educación informal todo conocimiento libre y espontáneamente adquirido, proveniente de personas, entidades, medios masivos de comunicación, medios impresos, tradiciones, costumbres, comportamientos sociales y otros no estructurados. » (2)

Además ese proceso de aprendizaje continuo puede ser intencional o no. Intencional si nos aplicamos a entender y conocer decididamente lo que nos pasa, ya sea en el ámbito laboral o en la vida ordinaria (Obtención de conocimiento por la experiencia), y sobrevenido, si se produce involuntariamente a causa de la presión del entorno, que nos sugiere pensamientos, formas expresivas, temáticas, costumbres, modas, etc. A veces se lo denomina aprendizaje invisible o por contagio.

Incluso podría distinguirse entre aquel aprendizaje por contagio que tiene relación con el desempeño laboral o el que no lo tiene.

La idea general que subyace en todo esto es que el conocimiento laboral que necesitamos puede llegarnos por distintas vías.

Con un esquema lo apreciaremos todo esto mucho mejor. (Véase el titulado Situaciones de aprendizaje, que a estos efectos presentamos en la figura adjunta.)

Es un diagrama de flujo que presenta las ideas de Educación formal, no formal e informal.
Tipos de educación

Y dentro de ese mapa ¿dónde está la Cualificación Profesional?

La formación asociada a la Cualificación Profesional está dentro de la Educación Formal, esto es de aquella en la que se busca una acreditación oficial al conocimiento obtenido.

Resulta chocante sin embargo que sea la formación informal intencional  –la que se ha obtenido por la experiencia acumulada durante el desempeño de la actividad profesional- la que más extendida esté en nuestro sector Inmobiliario.

Por otra parte, cuando presentemos  la Guía de Evidencia de la Cualificación Profesional veremos que  las capacidades profesionales obtenidas precisamente por la experiencia –completada por la educación no formal o intermitente –asistencia a cursillos, lecturas autodidactas, videos de formación, asistencia a clases o seminarios, etc., es precisamente la que podrá ser objeto de la certificación profesional de los comerciales del sector. Esto es, que las capacidades o habilidades obtenidas a lo largo de su vida laboral podrán ser certificadas oficialmente de acuerdo con un proceso que explicaremos en otros conceptos sucesivos. (4)

¡Siga con salud… y con los nuevos conocimientos adquiridos!

Notas:

(1) Véase nuestra Fpi.001 Definición de Cualificación Profesional.

(2) Estas definiciones  han sido tomadas de la Universidad de Santo Tomás, Colombia.

(3) La nota ha sido extraída de la Wikipedia.

(4) Los cursos de capacitación que AEGI, CRITERIA y otros han puesto en marcha, en este primer año de la puesta en mercado de la Formación Profesional Inmobiliaria, han tenido públicos muy diferentes, por un lado inmobiliarios propietarios de agencias y por el otro, personas que se acercaban por primera vez al oficio de inmobiliarios.

(5) Una versión abreviada de este concepto de FPi fue publicado en el periódico digital Inmodiario, en la sección de ACTUALIDAD INMOBILIARIA / FORMACIÓN PROFESIONAL, el 25-09-2013, bajo el título de: ¿Puede adquirirse la Cualificación Profesional por cualquier vía formal, informal o no formal? 

(6) La imagen utilizada es de elaboración propia y la ponemos a disposición general de todos, en Dominio Público.

Miguel Villarroya Martín / ventasgrandes.com / Fpi.003 / 30 Octubre 2015 /