Saltar al contenido
Ventas Grandes

Medea y su aya, hablan de la Fortuna.

2 de julio de 2024
Una estatua clásica sobre el fondo de una rueda de la fortuna

1. Medea y su aya 

Entre las muchas afirmaciones sobre la Fortuna, y lo que esto pueda ser para el Hombre, esta reflexión de Medea ante la aseveración de su cuidadora, es un diamante negro.

Véase así lo que encontré hace ya muchos años en Deleyte de la discrecion y fácil escuela de agudeza …: con muchos avisos … De Bernardino Fernández de Velasco y Pimentel (Duque de Frías), en la oficina de Lorenzo Francisco Mojados, 1.743, Pág.205

Véase la imagen y texto siguiente:

Estatua de Medea con un fondo de nubes.
Medea, su aya y la Fortuna por medio

Le decía el aya de Medea a esta última:

─ «Si das todos tus bienes y riquezas, ¿Qué te quedará?»

A lo que aquella respondió animosa:

─ «Quedo yo, que es lo mejor que tengo, porque mi fortuna siempre se encierra en mí

2. Las dos mujeres: Medea y su aya.

Note bien la principal diferencia entre las dos mujeres: esa no se halla en la más que probable diferencia de edad o en su asimétrica relación social, sino en su posición frente a la Fortuna.

La primera, temerosa de lo que la Fortuna. puede traer en la vida de una persona, si esa viene torcida: carencias, miserias, dolores, etc., le ruega a Medea que no reparta sus bienes, porque si lo hace, se quedará sin nada y expuesta a los vaivenes de la misma. En cualquier caso, está claro que es un consejo prudente.

Pero vea a la segunda, Medea, animosa, dándole una respuesta granítica: Aunque el hombre (o mujer) pierda todos sus bienes materiales o se quede a la intemperie, le queda la parte más importante de su existencia: su vida, la suya propia.

Siendo el concepto de Fortuna ambivalente ─ es el conjunto de circunstancias que rodean a una persona y que pueden beneficiar o perjudicar a cualquiera ─, en la anécdota se usa en el sentido de éxito, de suerte favorable. Pero vea cómo la primera mujer la asocia a la riqueza y la otra a una capacidad interior. Y ésta dice, además, que siempre está con ella y que ella misma, Medea, es su mejor propiedad.

Medea tiene razón en esto: todo lo que de valioso tenemos lo llevamos siempre con nosotros. (A cuestas, igual que nuestros defectos,) Lo demás es prescindible. Y nuestros interiores, ambivalentes también, son lo dados con los que la Fortuna juega.

3. La Fortuna (3) y los inmobiliarios

Puedo asegurarle al lector que una larga carrera en ventas inmobiliaria se asemeja más a una montaña rusa que a una autopista moderna. Hay en ella, rectas y curvas, subidas y bajadas por las que transitamos, y, lo único seguro, es que viajamos.

No se angustie por el final, es inalcanzable hasta su término y nada podemos hacer por evitarlo. Así que céntrese en el viaje. Y en que la abundancia de bienes debe servir para algo más que para acumularlos. Todo lo que tenemos alguna vez será de otros. Así que procure, mientras posee bienes y riquezas, hacer un uso razonable de ellos.

Úselos para vivir mejor, sin duda, pero le llamo la atención sobre dos cosas: a) en lo mudable de lo que nos va sucediendo─ nada es seguro salvo el final ─ y b) que no es una locura compartir con otros menos afortunados, lo que nos sobre.

El altruismo es racional: su buen sentido le hará distinguir la parte que puede compartir y la parte que, guardándola, le puede servir de amortiguador cuando aparezcan las curvas y las subidas.

No caiga en la tentación de pensar que las Ganancias que le proporcionará su carrera en ventas, son solo materiales. Ya le he contado (4) como Ganancia, en ventas inmobiliarias, incluye más cosas que nuestras comisiones y cómo ese resto de cosas que las acompañan, pueden facilitarle en gran medida su viaje y hacerlo más próspero.

Finalmente, no es necesario que actúe como Medea. Entienda en cambio su razonamiento: todo lo que somos es todo lo que tenemos realmente. Confíe más en usted y en sus capacidades que en sus pertenencias. Estas pueden desaparecer, voluntariamente o no, pero usted no, hasta el final… (Y quizás tampoco luego.)

4. Despedida y Notas:

Si cree que Medea está en lo cierto, no haga caso de su cuidadora. Pero si le atribuye a aquella algún valor, asegúrese de que usted es, en cada momento de su vida, lo mejor que pueda llegar a ser.

¡Siga con salud!

Miguel Villarroya Martín / Arquitecto Técnico, API y escritor. / info@ventasgrandes.com /

Notas:

(1) Sobre Medea y su peregrinar hay muchas fuentes. El lector interesado puede encontrar fácilmente información sobre ella. Véase, sin embargo, estos enlaces:

(2) AYA es un término casi desaparecido del habla actual. Sinónimos más modernos de AYA serían los de nodriza, niñera o tutora. Según el DRAE, AYA: es la «Persona encargada, en las casas principales de custodiar niños o jóvenes y de cuidar de su crianza y educaciónhttps://dle.rae.es/ayo

(3) Una serie de datos interesantes sobre la percepción de la Fortuna en la época clásica puede encontrarla en: https://es.wikipedia.org/wiki/Fortuna_(mitolog%C3%ADa)#:~:text=Fortuna%20era%20una%20deidad%20que,en%20Homero%20ni%20en%20Hes%C3%ADodo.

(4) Véase: ¿Qué significa Ganar en Ventas? Léase en: https://ventasgrandes.com/2024/06/18/que-significa-ganar-en-ventas-2/

(5)  Véase: ¿Qué significa Ganar-Ganar en Ventas Inmobiliarias (I)? Léase en: https://www.inmonews.es/ganar-inmobiliaria/

(6)  Véase: ¿Qué significa Ganar-Ganar en Ventas Inmobiliarias (II)? Léase en:  https://www.inmonews.es/que-significa-ganarganar-en-inmobiliaria/

(7)  Véase: ¿Qué significa Ganar -Ganar en Ventas Inmobiliarias (III)? Léase en:  https://www.inmonews.es/significa-ganar-ganar-inmobiliaria/

(8) La imagen destacada de esta postal es del creador Jacques GAIMARD / PARIS / FRANCE, y se halla en el banco de imágenes PIXABAY, como imagen de uso gratuito bajo su Licencia de contenido. Véase en:  https://pixabay.com/es/photos/escultura-estatua-m%C3%A1rmol-medea-5496210/    A ambos agradecemos el permiso de uso de la misma, y les manifestamos nuestro respeto por su generosidad y talento.